Movilización nacional por la defensa del río Magdalena.

Square

MOVILIZACIÓN NACIONAL DEL 28 DE FEBRERO A 7 DE MARZO POR LA DEFENSA DEL RIO MAGDALENA Y LAS COMUNIDADES AFECTADAS POR LA CONSTRUCCIÓN DEL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL QUIMBO.

Más información en este grupo de facebook y en este otro evento en facebook: GRAN MARCHA POR LA DEFENSA DEL TERRITORIO EN GIGANTE HUILA.


(¡ÉL VÍDEO QUE EL GOBIERNO COLOMBIANO NO QUIERE QUE VEAMOS!) Realizador Audiovisual: Bladimir Sánchez Espitia xbladimir@gmail.com

AVANZA RESISTENCIA CIVIL CONTRA LA AGRESIÓN DEL ESTADO Y EMGESA

La única respuesta a la resistencia y desobediencia civil no violenta orientada con argumentos por Asoquimbo fue el brutal desalojo ordenado por el Gobierno de Santos durante los días 14 y 15 de febrero de poblaciones afectadas que se encontraban en su hábitat natural en las márgenes del río Magdalena en las veredas Domingo Arias de Paicol y Honda de Gigante y quienes están protegidos por la Ley 1242 de 2008, que declara COMO BIEN DE USO PÚBLICO una franja de terreno que se extiende treinta (30) metros por cada lado del cauce de los ríos de la Nación, reconociéndolos como INALIENABLES, IMPRESCRIPTIBLES e INEMBARGABLES.

La acción violenta se cumplió coordinadamente entre el Gobierno Nacional y Emgesa contra campesinos y pescadores inermes cuya única respuesta fue cogerse solidariamente de las manos para abrazar el río Magdalena o lanzarse al mismo, mientras recibían cargas de gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento, ocasionando varios heridos, entre ellos, el obrero de construcción Luis Carlos Trujillo Obregón quien perdió su ojo derecho.

Sin lugar a dudas, el Gobierno reafirmó su decisión de imponer el Proyecto recurriendo a la violencia para favorecer a la transnacional, desconociendo los derechos de los afectados e impidiendo el acceso del Observatorio Internacional de Paz, de organismos de Derechos Humanos y reporteros nacionales e internacionales a los lugares donde se realizaron las agresiones militares, sin embargo, la resistencia civil recuperó de nuevo y valerosamente una zona de playa, estratégica para la defensa del río Magdalena, ubicada en la parte superior del túnel construido por Emgesa, al tiempo que Asoquimbo convoca a movilizaciones sociales en el Huila y el país, a partir del lunes 20 de febrero POR LA DEFENSA DEL TERRITORIO, EL RIO MAGDALENA Y LA DIGNIDAD DE LOS AGREDIDOS POR EL CRIMINAL DESALOJO DEL ESTADO Y EMGESA, con el propósito de impedir el desvío del río Magdalena (Yuma) que fue nuevamente aplazado según Emgesa por más de 20 días para el 6 de marzo como “consecuencia a la parálisis de obras que generó la protesta de Asoquimbo.”

Manifestantes en Colombia defienden el rio Magdalena.

A este avance significativo de la resistencia civil se suma el acogimiento de dos Acciones de Tutela, interpuestas por Asoquimbo por la protección del territorio y la suspensión de obras del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo como condición para garantizar el mínimo vital para quienes fueron despojados de su trabajo.

El Senador Alexander López envió cuestionario para control político al Ministro del Interior Germán Vargas Lleras teniendo en cuenta que su hermano José Antonio Vargas Lleras es el Presidente de CODENSA que agrupa los negocios de distribución y comercialización de energía eléctrica, a cargo de la Empresa de Energía de Bogotá EEB y Emgesa a quien el gobierno colombiano le concesionó el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo.

Durante los días sábado 18 y domingo 19 de febrero, en Hobo y Gigante, Asoquimbo realizará, en coordinación con delegados de la Contraloría General de la Nación, talleres de socialización y actualización del censo de poblaciones realizado por la organización para que la Contraloría exija la actualización del censo de Emgesa incorporando a todos los afectados para efectos de compensación.

Asoquimbo convoca a ciudadanos, organizaciones Sociales y de Derechos Humnanos a participar en las movilizaciones por la Defensa del Territorio.

Investigador Miller Dussan 3167555427


(Un relato que revela los angustiosos momentos de quienes se encontraban en el cruce de ‘Puerto Seco’, intersección vial hacia el sur del Huila por el municipio de Gigante y la ruta que conduce al occidente del Departamento y punto dispuesto por la Policía para cerrar el acceso, sin tener posibilidad de acceder a la zona. Mientras éstos buscaban con desespero entrar a la zona, sus coterráneos, los campesinos asentados a orillas del rio Magdalena, luchaban contra los gases lacrimógenos sin la menor veeduría de los organismos internacionales de Derechos Humanos. Así mismo, muchos periodistas se ven obligados a cubrir el hecho desde lejos debido a la orden dada por la Policía de no dejar pasar a ninguna persona, incluyendo a los medios de comunicación. El hecho fue interpretado por los mismos comunicadores como un acto de censura a la libertad de prensa.

¡RIOS PARA LA VIDA…NO PARA LA MUERTE¡