Vigilia/Protesta para pedir justicia por la muerte de Fausto Armenta.

Square

Lunes, 25 de Junio, 2012. Ciudad de Nueva York – Familiares y amigos del fallecido Fausto Armenta estan invitando a la comunidad Mexicana en la Ciudad de Nueva York a una Vigilia en su memoria y al mismo tiempo una protesta para pedir justicia.

La vigilia y protesta se realizará el Miércoles, 27 de Junio a las 6pm enfrente al 40-23 Ithaca St. en Queens, Nueva York.

El Mexicano Fausto Armenta días después de haber sido brutalmente golpeado.

De acuerdo a un comunicado, “a más de un año del atroz crimen, la policía no ha realizado ningún arresto y el Consulado Mexicano en la Ciudad de Nueva York tampoco muestra interés en el caso. Ante la intolerable situación, familiares y amigos cercanos de Fausto nos reuniremos para exigir que su muerte no quede impune.

Durante el evento, exigirimos a las autoridades no olvidar el caso y procurar justicia. Los asesinos siguen libres mientras que una familia ha quedado destruida. Pedimos a la comunidad a unirse y alzar la voz por todos aquellos compatriotas que no pueden hablar más.”

Juan Armenta, hermano mayor de Fausto dijo a la AP que su hermano salió con una amiga al cine el 29 de mayo del 2011 y que no se supo más de él hasta el día siguiente, cuando las autoridades descubrieron su cuerpo cerca de la casa donde vivían ambos hermanos, en Corona, un barrio de Queens, Nueva York.

Posteriormente fue declarado en estado de muerte cerebral. Su familia aceptó que lo desconectaran días después de un respirador y que su corazón fuera donado a una niña estadounidense de siete años que padece una enfermedad cardiaca. Juan dijo que el resto de órganos de Fausto serían donados también a jóvenes que los necesitaran.

Fausto fue sepultado en su tierra de origen, El Platanar, Guerrero.

El Mañana de Nuevo Laredo reporta que el funeral se realizó de acuerdo a la tradición de la región.

“Desde que llegó a su hogar la madrugada del jueves en la zona de La Montaña, municipio de Xalpatláhuac, Fausto fue celebrado, agasajado.

La casa, construida con las remesas que él mismo envió desde Estados Unidos, y la cual jamás conoció, está ataviada con flores multicolores, decenas de veladoras y el olor a copal se mezcla con el aire de provincia.

Le fue servida su cena: pan y café, colocados en una mesita junto al ataúd.

La banda musical del pueblo con tambores, trompetas, tuba y demás instrumentos de viento se acomoda en un enlonado improvisado del patio para tocar a todo pulmón.”